Los 5 pilares del liderazgo personal

Una breve reseña sobre liderazgo personal.

¡Bienvenido al post estrella de este blog!

Estoy muy contento y agradecido que estés aquí.  Hoy quiero presentarte un hito que marcará la diferencia en tu modo de ver el liderazgo. A lo largo de los diferentes post te he hablado acerca de los diferentes ámbitos donde este se puede ejercer: deportes, arte, estudios, hogar o trabajo. Del mismo modo he derribado algunos de los mitos más usuales en torno al significado del mismo.

En todos los casos he insistido en la sencillez que implica el desarrollo de este súper poder. Más que un valor, o actitud, el liderazgo es un estilo de vida. Podemos elegir entre ser esclavos o ser líderes de nuestra propia vida. ¡Es así de simple!

Para llegar a tener la calidad de vida que tanto anhelas necesitaras una serie de conocimientos sobre ti mismo y el medio que te rodea.

El problema es que a la mayoría de nosotros no nos enseñaron jamás como llegar a ser verdaderos líderes. El aprendizaje mecanizado que recibimos durante años en la escuela y la universidad nunca puso énfasis en este asombroso tesoro.

El objetivo de este post es que te lleves una guía, un bosquejo mental para empezar desde hoy a despertar el liderazgo latente en ti.

¿Estás listo para empezar?

¡Entonces, adelante!

Liderazgo personal e integridad

 

Como primera medida quiero aclarar que el liderazgo es un proceso integral. ¿Qué quiere decir esto?: Que es cuestión tanto de actitud como aptitud.

Durante una conferencia sobre desarrollo humano en un antiguo trabajo, nos explicaban que el liderazgo es 85% actitud y solo 15% aptitud.

Es decir, en el liderazgo, como competencia personal o profesional resulta más relevante contar con iniciativa y motivación para fijar y alcanzar metas en lugar de poseer determinados títulos o formación.

Tales palabras despertaron mi asombro y curiosidad, así que después de 6 meses trabajando para aquella organización decidí investigar más acerca del tema para empezar a vivir como un auténtico líder.

Por más de 3 años asistí a varios talleres sobre coaching, inteligencia emocional, PNL, network marketing y otras disciplinas relacionadas. Aprendí mucho acerca de las tendencias actuales de los negocios, el desarrollo de la visión y personalidad emprendedoras, el significado de ser dueño de ti mismo.

Era como si cada conferencia me llevara a un nivel más potente que el anterior: Conocí personas maravillosas, descubrí en mí mismo nuevas potencialidades; en conclusión, desarrollé una mentalidad enfocada hacia el éxito.

Luego de pasar por el network marketing, el empleo tradicional y otras modalidades de trabajo conocí el marketing digital. Desde el primer momento me apasione por él, me encantaba leer historias de emprendedores exitosos que viven de sus negocios a través de Internet

Un día mientras me dije: “Es hora de poner este conocimiento al servicio de quienes lo necesitan”.

De esta manera nació Liderazgo para Inconformes, un espacio para ayudarte a reinventar tu vida y dar un sello irresistible a tu personalidad a partir del liderazgo.

 

Los 5 pilares del liderazgo personal.

1. Autoconocimiento.

“Quien conoce a otros es inteligente, quien se conoce a sí mismo es iluminado”

Iluminado es una metáfora (como las que normalmente se emplean en los libros místicos y sagrados). Esta palabra designa a una persona o grupo de personas que tienen conciencia y sabiduría sobre sus palabras, pensamientos, emociones y acciones.

En el ámbito mental podría llamarse meta cognición, es decir tener presente la manera como nuestro cerebro aprende y se relaciona con el entorno. El autoconocimiento es el primer paso hacia el desarrollo del liderazgo porque provee ideas claras acerca de tus motivaciones, metas y sentimientos.

Si te cuesta trabajo dar tomar acción y aun tienes temores acerca de cómo liderar tu vida personal y profesional te invito a descargar completamente GRATIS mi ebook “Autoconocimiento el viaje hacia el Liderazgo”.

2. Comunicación.

Nuestro corazón no siempre está en sintonía con nuestros pensamientos. Podemos comunicarnos de manera agresiva o pasiva dependiendo nuestro temperamento y personalidad. Examinemos algunos ejemplos:

¿Qué pasa cuando lanzamos una mirada despectiva; usamos un tono de voz demasiado fuerte o movemos las manos con gesto de superioridad? Esto significa que poseemos un estilo de comunicación agresiva.

Ahora analicemos el caso contrario: Pasividad, aceptación ciega y obediencia servil denotan falta de energía y miedo para expresar ideas y pensamientos. Son el otro extremo de la comunicación, comunicación pasiva.

Todo eje tiene sus extremos, pero también su centro. Si anteriormente teníamos la comunicación agresiva y pasiva en los extremos, el centro es la comunicación asertiva.

“El líder es un comunicador asertivo por excelencia”. Conoce como transformar los fracasos en oportunidades, tiene la capacidad de lidiar con personas de diferentes caracteres y transmitir una visión en conjunto que incorpore los talentos de ellas para alcanzar objetivos comunes.

Si deseas aprender más acerca de cómo transformarte en un comunicador asertivo, pincha aquí.

3.Relaciones.

“Si caminas solo llegaras más rápido, si caminas acompañado llegaras más lejos”

 En el siglo pasado hablamos de jerarquías, hoy hablamos de redes; antes nuestros esfuerzos se enfocaban a resultados en el corto plazo, hoy hablamos de largo plazo, antes hablábamos de la sociedad industrial hoy estamos en la sociedad de la información.

La organización y el mundo del siglo XXI exigen un nuevo paradigma donde lo más valioso es tu influencia, el legado que dejas las conexiones que generas. Tu identidad no es solo individual, sino que es influenciada por aquellas personas con quienes te relacionas.

Expertos en psicología y desarrollo humano afirman que el activo más valioso en cualquier negocio o proyecto son las personas. De aquí ha surgido la importancia de crear y posicionar una marca personal; para posteriormente forjar una grupal.

Los líderes del siglo presente deben ser impulsores y visionarios, la gestión de los equipos de trabajo es uno de los pasos más importantes que nos lleva al siguiente pilar:

4. Productividad.

La productividad es el resultado de la eficiencia. Es decir, lograr mayores resultados con los mismos recursos. Nos han vendido la idea que la cantidad de horas y el esfuerzo son garantía de un buen desempeño.

No obstante, la realidad nos revela todo lo contrario: En un tiempo donde la mayoría de actividades se encuentran automatizadas nuestros esfuerzos físicos y mentales para llevar a cabo diferentes tipos de trabajos han disminuido considerablemente.

Entonces la productividad de hoy significa “hacer más con menos”. No hay que maximizar los esfuerzos sino los resultados, por ejemplo, aprovechar los sistemas de información para conseguir más clientes o vender nuestros productos, usar las redes sociales para generar nuevas conexiones. Si efectúas estas pequeñas acciones con la energía, motivación y fe necesarias los resultados no se harán esperar.

5.Aprendizaje continuo.

“La evolución es el ingrediente esencial para construir la mentalidad del éxito”

 Hace 2 años asistí a un congreso de economía y ciencias contables acerca de las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera). Aunque esta temática no formaba parte crucial de mi carrera, hubo una frase que llamo mi atención y quedo grabada hasta hoy como la conclusión ultima de aquel evento:

“La vida se trata de aprender, desaprender y reaprender”.

Formidable principio aplicable no solo a la actualización de las normas contables o financieras sino a la vida en general. Históricamente hemos visto que la validez de una teoría o postulado es una verdad infalible aceptada por la mayoría hasta que llega otro a refutarla.

¿Qué paso cuando Cristóbal Colon llego a América?

R/ Se derrumbó la creencia que la Tierra era plana

¿O cuando Copérnico descubrió que la Tierra giraba alrededor del sol?

R/ Se cayó la creencia que la Tierra era el centro del Universo

¿O cuando Einstein descubrió la relatividad?

R/ Se refutó la creencia de un tiempo universal

Fueron momentos históricos que marcaron el destino de la humanidad, donde nacieron nuevos planteamientos y creencias. Entonces la sociedad tuvo que adaptarse a nuevos esquemas, empezar de nuevo: Aprender, desaprender y reaprender.

 

 

Conclusión.

Estos fueron los 5 pilares del liderazgo personal para el nuevo siglo. Un sistema estratégico que te ayudara a cambiar tus hábitos, pensamientos y emociones para transformarte a ti mismo y a tu entorno.

¡Si este articulo te fue de utilidad compártelo ya en tus redes sociales!

¿Añadirías algo mas a los 5 pilares?

¡No te olvides de dejarme tus sugerencias y comentarios debajo!

¡Hasta pronto!

Deja un comentario